Don Eguardo

El Ego de Eduardo no tiene medida. Después de cargarse a Rafa Alique (el único resquicio de talento de entre todos los directores del infausto Mundo Marca) espoleó a la capitanía general de MARCA.COM a su mano derecha, Miguel Ángel Turci (que tenía experiencia en páginas web… pornográficas). Pero Eguardo sigue el camino de esos narcos sudamericanos, a los que, por mucho poder que tengan, no les conoce nadie y acaban por asaltar unos comicios electorales. En el caso del Greco, la cosa va por otros derroteros, los periodísticos. Cambia el escaño por tribuna de dos minutos en un videoblog en la web para, en dos minutos, sentar cátedra y explicar lo mejor del periódico publicado 12 horas antes.

Lamentándolo mucho, aquí lo tienen. Disfrútenlo, porque tiene pinta de durar muy poquito.

Anuncios

Dejar un comentario

Clase Energética A.

A César (Sánchez) lo que es del César: es de los pocos jugadores que pueden presumir de sala de trofeos con muchos más minutos calentando banquillo que sobre el césped. Vale, está Fernando Sanz, pero no cuenta por enchufe. 2 Ligas, 2 Supercopas, 1 Copa de Europa, 1 Supercopa de Europa y 1 Intercontinental del modo más eficiente, ya que su consumo energético fue mínimo (54 partidos en las cinco temporadas que habitó la Casa Blanca). Ni un frigorífico de clase A, oigan. Pero lo cierto es que el coriano se merece el máximo de los respetos, al menos por el abajo firmante. Le tocó debutar de suplente contra el Barça en la 91-92. El entonces chaval se llevó 3 para casa y vió cómo el marcador terminaba 0-6. Para enmarcar, vamos. Aunque lo más jodido es que la gente de El Día Después decida entrevistarte el día siguiente, cuando no tienes tiempo ni de ir al peluquero ni de comprarte un jersey:

Después de una entrevista así, el muchacho sólo podía ir para arriba. Un par de temporadas después se convertiría en fijo en el once pucelano, hasta que llegó su hora: la de fichar por el Real Madrid. Don Lorenzo Sanz Mancebo lo contrató en el 99 para que se fogueara en la Copa y le hiciera el calentamiento a los porteros titulares (principalmente, Casillas), pero quiso la fortuna (y la amistad que Íker mantenía con el “Chava” Jiménez, haciendo que viviera más de noche que de día) que César se encaramara a los puestos titulares del Madrid en la Copa de Europa del 2002. Llegó incluso a jugar la final de la Champions, pero se lesionó y apareció San Íker en una de esas noches de júbilo. A partir de ahí, el cacereño conoció a su nuevo amigo imaginario: el ostracismo.

In illo tempore

Con lo bien que íbamos...

Harto de que su trasero se fuera haciendo al Recaro del Bernabéu, César Sánchez decidiría fichar por el Zaragoza, equipo que le aseguraría la titularidad. En tres temporadas jugó todos los partidos y bajó a Segunda. Y es que nadie es perfecto. Por suerte ficharía por el Tottenham de Juande Ramos, teniendo la oportunidad de conocer Londres y debutar en la Premier League (de hecho, jugó un único partido). Lo más destacable de ese año fue su progresión al calcular el cambio de euro a libra y a identificar el mejor sándwich de pepino.

The one and only

The one and only (match)

En una operación digna de una O.N.G. el Valencia decide repescarlo para la segunda mitad de temporada 2008-2009. César se despide de Inglaterra con lágrimas (de alegría) en los ojos y le toca sustituir al lesionado Renan Brito. Afortunadamente cuaja una segunda mitad de órdago y se gana la renovación en el conjunto ché, bien conocido por lo excéntrico de sus guardametas desde que “Piolín” Cañizares ocupara el arco de Mestalla. En esta segunda temporada y pese a sus 38 años sigue en la cresta de la ola y rindiendo a gran nivel en el equipo de Emery, en lo que podemos calificar como “segunda juventud”, aunque a nosotros nos parece tercera edad.

Presentación César Sánchez

Gesto técnico

Pero ante todo, el coriano es un cachondo. Ayer, después de que el cuarto árbitro le dijera a Pérez Burrull lo que tenía que hacer, le pide a Forlán que la eche fuera. Pero en serio. Gracias a Cuatro por la pillada. Y a César, lo que es del César, que le pongan ya la pegatina de Aenor de certificación de eficiencia energética. O al menos, que le descuenten en el Abono Transportes.

Dejar un comentario

Haberlas, haylas.

Jorge Valdano y su equipo tienen desde hoy la simpatía de cientos de padres y madres. Concretamente, de aquellos que llevan años intentando que su hijo se vaya de casa pese a que el chavalín tiene ya treinta y pico años. Desde hoy, pueden mirarse en el espejo del directivo blanco que ha conseguido lo increíble: que Míchel Salgado deje el Madrid sin tener que cambiarle la cerradura del vestuario. El lateral mostró hasta el último momento sus habilidades innatas de gallego, aferrándose como un percebe a la taquilla y conjurando por última vez a las meigas, porque si no, no se entiende que haya aguantado diez años. “Presi, que le echan un conjuro, que haberlas, haylas”. Pero ni con esas. Además de KH7, han sido necesarios 3 millones de euros para que Il Due deje libre un hueco en el banquillo.

Ni con agua caliente
Ni con agua caliente

La carrera de Míchel Salgado fue fulgurante hasta hace unos años, todo sea dicho. En su etapa en el Celta de Vigo se le recuerda por recorrer más metros que la propia pelota y por intento de homicidio conta el  brasileño Juninho en un Celta-Atlético. Le faltó llegar un añito antes al Madrid para poder compartir con el resto de chavales la copa de Europa de Amsterdam, pero fue parte vital del equipo en los triunfos de París y Glasgow. Claro ejemplo del yerno perfecto, llegó incluso a casarse con la hija de Lorenzo Sanz poco antes de las elecciones del año 2000, que a la postre ganaría Florentino. Después de unos minutos de incertidumbre el gallego vio el regalo de bodas del ex-presidente: una ampliación de contrato hasta 2005, y respiró. Luego Floren le renovaría al cumplir los 30 años, para garantizar la chanza del público madridista en los últimos años de su carrera.

Los Soprano
Los Soprano

Los últimos años del lateral en el club blanco se recordarán por su conversión al budismo de la mano de Guti (habituales ambos de la discoteca de la A-6 en fines de semana no convocados) y ser pillado en Salsa Rosa poníendole los cuernos a su mujer poco después de tener su segundo hijo. Este año, sus highlights han sido anunciar que tenía pensado irse a Qatar a mitad de temporada (el club, en un claro mensaje implícito, le dejó un diccionario árabe y un turbante en la taquilla, pero Míchel se arrepintió), hacer alguna gilipollez en televisión y anunciar los sorteos de SMS de los Audis del Real Madrid. Un jugador que, hasta el último momento, demostró su polivalencia, salvo en la selección: en dos decisiones clarividentes, se perdió el Mundial de 2002 y la Eurocopa de 2004. Aragonés, lo llevó a Alemania, donde el gallego aprovechó para hacer turismo y jugar un partidillo contra Túnez, intrascendente. Eso sí, trajo unas jarras de cerveza típicas de la zona.

Dejar un comentario

Humo

Rubio, ojos azules y futbolista de élite internacional: un alto porcentaje de posibilidades de que el éxito, las mujeres y la vida sana formen parte de tu vida.  La excepción a la regla se llama Robert Prosinecki, es croata y ha vuelto a la primera plana de los periódicos por lo que siempre le caracterizó: visitar el hospital, y el humo generado a su alrededor. A sus cuarenta, Prosi ha sido ingresado por una infección cerebral. De todos modos, el récord de Jaime de Marichalar, al que le dio el yuyu con 38 añitos, sigue intacto.

Dando ejemplo
Dando ejemplo

Lo cierto es que el croata siempre se caracterizó por el exceso en su vida. Hay quien dice que en un mundial Sub-20 se salió con Yugoslavia, pero lo cierto es que esos partidos no los veía ni Dios. Llegó a ganar una Copa de Europa cuando todavía no era ni Champions League con el Estrella Roja de Belgrado y don Ramón Mendoza, que vio maneras en el chaval, decidió traérselo a la Casa Blanca, pagando 1000 millones del 91 y dándole al croata un contrato de unos 300 millones por año (un poco más de humo), en esos años en que la Quinta del Buitre empezaba a acartonarse. En el Real Madrid metió 10 goles en 3 temporadas. Las estadísticas dicen que jugó 55 partidos, pero el mayor recuerdo de los aficionados es el de la mítica frase: “¿Que dónde me duele? Donde siempre, me duele donde siempre”.

Hecho un cromo
Hecho un cromo

Con la llegada de Valdano a la Casa Blanca se truncó la racha de discotecas del balcánico en la capital. Viajó al Oviedo por dos pesetas, jugó un año en el Barça de Cruyff (en lo que se considera la última inocentada del holandés en el banquillo culé) y otro en el Sevilla, donde trató de olvidar con su toxicidad y  a otro ejemplar ilustre que se paseó por el Pizjuán: Maradona. Después de aquello, no hubo presidente español que colara y jugó unos cuantos añitos en Croacia, Bélgica, Inglaterra y Eslovenia. En 2004, viendo un milagro seguir vivo a los 35 años, decidió retirarse y comenzar su carrera como empresario.

¿En serio que me quiere el Barça?
¿En serio que me quiere el Barça?

Pese a que lo lógico en un tipo que se fumaba dos cajetillas diarias en su época de futbolísta hubiera sido invertir en Philip Morris, Prosi sorprendió lanzando una revista deportiva, más que nada porque hasta entonces no había constancia de que supiera leer. Como era de esperar, el tema fracasó estrepitosamente, pero la diosa Fortuna tenía reservado para Robert un guiño de lujo: pasar a trabajar en el equipo técnico de la federación croata gracias a su experiencia futbolística. Concretamente, se encarga de la intendencia (puterío y discotecas) de los chicos de la “Plavi”.

Estrella Coja
Estrella Coja

Aunque un hombre polifacético como el balcánico no podía quedarse de brazos cruzados con un sólo empeño. Desde entonces, además de un cameo en una serie croata tipo 7 Vidas, le dio por abrir un garito y aprovechar la experiencia. El nombre: prosikito&kalimero. Y es que Robert, además de pertenecer a esa estirpe de jugadores viciosos, tuvo los santos cojones de hacer un anuncio vacilando al personal del muñeco homónimo, una réplica del jugador a escala que se caracterizaba por “lesionarse como el de verdad” y decir “vámonos de fiesta”. Lo segundo más grande de su historia, porque lo primero es que en la historia de la Copa del Mundo su nombre está grabado de por vida por ser el único jugador en marcar en dos Mundiales con dos selecciones diferentes.

Las 7 Diferencias
Las 7 Diferencias

En resumen, una carrera asociada siempre al humo, en dos vertientes: el de la nicotina del que no se ha podido separar y el de los dirigentes que le echaron cojones a ficharlo y, de cara a la galería, se dedicaron a vender las excelencias del croata en forma de eso mismo: humo.

Días de cine
Días de cine

Comments (1)

Número 2

Poco después de las 7 de la tarde la señal del Plus se corta en todo Palma de Mallorca. ¿La razón? Parece ser que una llamada del señor Nadal (sobrino) al centro territorial de televisión. Si Federer va a ganar Wimbledon y ponerse como número 1, Nadal prefiere no verlo. Y si, para evitar la tentación, tiene que cortar la señal, se corta, que para eso pago.

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?

Lo cierto es que Federer gana en la comparación a Nadal en casi todo. Por un lado, viste de tenista, y no de bakalaero, lo cual se agradece. Por el otro, basa su juego en la plasticidad y no en la fuerza bruta y el correr como un descosido de uno a otro lado. Por otro lado tiene 15 Grand Slams, contra los 6 del mallorquín (que está por detrás de McEnroe, de Edberg, Lendl, Agassi y otros tantos). Creo que en lo único en lo que el suizo pierde es en la novia. Porque Roger, macho, ¿no tenías otra?

Con esto demuestro que soy humano

Con esto demuestro que soy humano

Al menos esperamos que con este número 2 del ranking ATP el mallorquín y su cohorte (periodística y entorno) se bajen un poquito del carro y, en lugar de la boca, utilicen la raqueta. Aunque dudamos de si Toni Nadal sabe usar la raqueta.

El público de Londres, que son unos irrespetuosos

El público de Londres, que son unos irrespetuosos

Dejar un comentario

El Twitter de Armstrong

Si pudiéramos obviar toda la historia que Lance Armstrong carga en la mochila y asistiéramos de nuevas a todo lo que está generando el americano en esta edición de la ronda francesa, no sería raro pensar que un millonario excéntrico, como Richard Branson en Virgin, hubiera decidido comprar una plaza de corredor en un equipo ciclista. En España todavía vamos con la boca pequeña porque la causa del tejano (la lucha contra el cáncer) es muy sana y sería políticamente incorrecto echarle a los leones (eso sí, como se ponga por delante de Contador, que se atenga a las consecuencias).

Wanna Be a Rock N Roll Star

Wanna Be a Rock N Roll Star

Todo sea dicho, da un poco de envidia ver a Lance acaparando noticias y fotografías. De la bici que Marc Newson le diseñó para la crono de ayer eché a faltar el soporte para la BlackBerry, y es que uno alberga la esperanza de que el tejano actualice su twitter mientras corona algún puerto de cuarta categoría en etapas de poca monta. Armstrong está documentando este Tour como si le hubiera tocado la plaza en las tapas de los yogures: foto de Leipheimer en sandalias, foto con Merckx en la habitación del hotel, cenita con Bono el jueves en Monaco… vida de estrella.

22 segundos más lenta que la competencia

22 segundos más lenta que la competencia

Las sandalias del pescador

Las sandalias del pescador

La etapa prólogo que se disputó ayer sirve para lo que sirven los prólogos de los libros: leer entre líneas y empezar con la trama que merece la pena. Aunque ayer no hubo loas y alabanzas al autor, la segunda plaza de Contador, por machotes que nos pongamos, creo que sirve para bien poco. Quedan tres semanas por delante. Aunque, para mí, el mayor beneficiado de todo esto es Cadel Evans que, a la chita callando, se podría llevar el premio gordo. A Sastre le veo donde siempre, en el tercer cajón del podio, a no ser que empiecen a caer los que vayan delante por misterios de los vampiros. ¿Y Óscar Pereiro? Bien, gracias.

Los regalos de Reyes en mi casa se entregan en Julio

Los regalos de Reyes en mi casa se entregan en Julio

PD – Lance, felicidades por el nacimiento de tu hijo Max pero… yo prefería a Sheryl Crow.

All I wanna Tour

All I wanna Tour

Dejar un comentario

NesKaKá

Aprovecho que se apagan los últimos ecos de la presentación oficial de Kaká para analizar fríamente su figura. Me atrevo a asegurar que, fuera del rendimiento futbolístico, lo que está claro es que la prensa rosa va a tener que olvidarse del brasileño para alimentar a sus huestes. Claro que carnaza no va a faltar contando con que al clan “guateque” se va a sumar Cristiano Ronaldo. Estos días me han servido para establecer mi teoría conspiranoica particular, según la cual el nuevo 8 del Madrid, si bien nació en Brasilia, no tiene un sólo rasgo de genética brasileña (es descafeínado). Todo ello refundado por cuatro hechos diferenciales:

Icono Mundial

Icono Mundial

a) Es blanco. Los brasileños buenos de verdad son negros como el carbón o, como mucho, café con leche. Los blancos la tienen más corta y son más propensos a lesionarse (no lo digo yo, lo dice la estadística y la fisiología humana). Pelé, Ronaldinho, Roberto Carlos, Baptista… machos de tomo y lomo. De Juninho se recuerda que pasaba más tiempo en la enfermería que en el césped y en los 90 Bebeto, no lo olvidemos, se rajó de tirar el penalti del Depor.

Tíralo tú, Miroslav

Tíralo tú, Miroslav

b) Es de buena familia. No es lo mismo haber aprendido a jugar al fútbol teniendo que esquivar trozos de cristal y jeringas que haberlo hecho en escuelas privadas y con césped recién cortado. Adriano, Ronaldo, Romario, Garrincha o Rivaldo aprendieron de la calle e hicieron de la “favela” su religión. El fútbol se mama en las calles, además, viniendo de buena familia uno corre el riesgo de no querer comprarse un Ferrari con su primer sueldo para estrellarlo el fin de semana siguiente.

Mira que cosa mais linda

Mira que cosa mais linda

c) Alardea de su matrimonio. No jodamos, los futbolistas brasileños son claramente reconocibles por ser los más golfos del planeta Tierra. O, como mínimo, los que menos intentan ocultarlo. Aquí Kaká vuelve a dar error. No sólo no se le conoce hembra diferente a Carolina Celico, si no que se el tío se atreve a afirmar que llegaron vírgenes al matrimonio. Afortunadamente no les han denegado el pasaporte brasileño. Les propongo un experimento: 1. Acuérdense de Ronaldo, Romario y Ronaldinho. 2. Dejen de sonreír maliciosamente, cabrones.

Jóvenes, aunque sobradamente preparados

Jóvenes, aunque sobradamente preparados

d) Es religioso, pero de los de verdad. A nadie le molesta que el brasileño de turno mire al cielo cuando marque un gol, lleve un rosario colgado al cuello o se confiese como admirador de la Iglesia Evangélica. A fin de cuentas, cada cual con lo suyo, y teniendo un país con el Corcovado como símbolo amenazante, salirse del charco es complicado. Pero otra cosa es mear fuera del tiesto y ser más papista que el Papa. Desde Donato y su “Fuerza para Vivir”, no se recuerda un caso semejante de fervor religioso, caso opuesto al resto de sus compañeros futbolistas, que sólo se arrodillan ante unas faldas de mujer.

Lo tuyo no tiene nombre

Lo tuyo no tiene nombre

Está claro. Kaká pudo nacer en Brasil, pero su genética lo sitúa cercano a cualquier país conservador y grotesco. Por suerte, al final de la montaña se adivina la figura del Cristiano Redentor, que hará lo posible por convertir al mediapunta a su “religión”. Si Dios (Florentieno) quiere, claro está, que, ya que se dejó 63 millones en él, que al menos lo tenga todo en su sitio.

Florentino Pérez, también conocido como Dios.

Florentino Pérez, también conocido como Dios.

Comments (35)

Older Posts »