Posts Tagged cesar

Clase Energética A.

A César (Sánchez) lo que es del César: es de los pocos jugadores que pueden presumir de sala de trofeos con muchos más minutos calentando banquillo que sobre el césped. Vale, está Fernando Sanz, pero no cuenta por enchufe. 2 Ligas, 2 Supercopas, 1 Copa de Europa, 1 Supercopa de Europa y 1 Intercontinental del modo más eficiente, ya que su consumo energético fue mínimo (54 partidos en las cinco temporadas que habitó la Casa Blanca). Ni un frigorífico de clase A, oigan. Pero lo cierto es que el coriano se merece el máximo de los respetos, al menos por el abajo firmante. Le tocó debutar de suplente contra el Barça en la 91-92. El entonces chaval se llevó 3 para casa y vió cómo el marcador terminaba 0-6. Para enmarcar, vamos. Aunque lo más jodido es que la gente de El Día Después decida entrevistarte el día siguiente, cuando no tienes tiempo ni de ir al peluquero ni de comprarte un jersey:

Después de una entrevista así, el muchacho sólo podía ir para arriba. Un par de temporadas después se convertiría en fijo en el once pucelano, hasta que llegó su hora: la de fichar por el Real Madrid. Don Lorenzo Sanz Mancebo lo contrató en el 99 para que se fogueara en la Copa y le hiciera el calentamiento a los porteros titulares (principalmente, Casillas), pero quiso la fortuna (y la amistad que Íker mantenía con el “Chava” Jiménez, haciendo que viviera más de noche que de día) que César se encaramara a los puestos titulares del Madrid en la Copa de Europa del 2002. Llegó incluso a jugar la final de la Champions, pero se lesionó y apareció San Íker en una de esas noches de júbilo. A partir de ahí, el cacereño conoció a su nuevo amigo imaginario: el ostracismo.

In illo tempore

Con lo bien que íbamos...

Harto de que su trasero se fuera haciendo al Recaro del Bernabéu, César Sánchez decidiría fichar por el Zaragoza, equipo que le aseguraría la titularidad. En tres temporadas jugó todos los partidos y bajó a Segunda. Y es que nadie es perfecto. Por suerte ficharía por el Tottenham de Juande Ramos, teniendo la oportunidad de conocer Londres y debutar en la Premier League (de hecho, jugó un único partido). Lo más destacable de ese año fue su progresión al calcular el cambio de euro a libra y a identificar el mejor sándwich de pepino.

The one and only

The one and only (match)

En una operación digna de una O.N.G. el Valencia decide repescarlo para la segunda mitad de temporada 2008-2009. César se despide de Inglaterra con lágrimas (de alegría) en los ojos y le toca sustituir al lesionado Renan Brito. Afortunadamente cuaja una segunda mitad de órdago y se gana la renovación en el conjunto ché, bien conocido por lo excéntrico de sus guardametas desde que “Piolín” Cañizares ocupara el arco de Mestalla. En esta segunda temporada y pese a sus 38 años sigue en la cresta de la ola y rindiendo a gran nivel en el equipo de Emery, en lo que podemos calificar como “segunda juventud”, aunque a nosotros nos parece tercera edad.

Presentación César Sánchez

Gesto técnico

Pero ante todo, el coriano es un cachondo. Ayer, después de que el cuarto árbitro le dijera a Pérez Burrull lo que tenía que hacer, le pide a Forlán que la eche fuera. Pero en serio. Gracias a Cuatro por la pillada. Y a César, lo que es del César, que le pongan ya la pegatina de Aenor de certificación de eficiencia energética. O al menos, que le descuenten en el Abono Transportes.

Anuncios

Dejar un comentario